Los autos y el hielo

Durante la apertura de la clase del pasado sábado 7 de julio, David compartió con nosotros dos problemas que observó recientemente en la ciudad de Bariloche. Se trata de dos dificultades frecuentes en invierno.
La primera tiene que ver con la nieve que se acumula en las calles y vuelve el tránsito vehicular algo difícil e inseguro. Actualmente existen algunas soluciones, como el uso de cadenas o cubiertas con clavos. Incluso existen algunas cubiertas que infladas a una cierta presión son como cualquier otra y al inflarlas más proyectan clavos hacia afuera (una especie de cubierta con clavos retráctiles).
El segundo problema, también bastante molesto, es la acumulación de hielo en el parabrisas. Durante la noche pueden formarse películas lo bastante gruesas como para no permitir una buena visibilidad desde el interior. Muchas mañanas, los automovilistas deben levantarse con tiempo suficiente para mojar los parabrisas con agua tibia (si está muy caliente el vidrio podría romperse) para derretir el hielo acumulado.