Múltiples desafíos

Si bien ninguno de nosotros duda de que el tiempo pasa, a veces no deja de sorprendernos cuan rápido lo hace. Y aún cuando parece que fue ayer cuando un tal Miguel venía a la escuelita a inventar, el sábado pasado se apareció para traer a su hijo Francesco. Aprovechó para contarnos acerca de uno de sus mejores inventos (un pedal de batería para realizar el efecto de doble bombo con un solo pie) y cómo hizo para construir el prototipo funcional que hoy conserva.
Después no hubo un único problema planteado para los chicos. Es que se acerca la Olimpiada Argentina de Inventiva y tenemos que prepararnos. Así que con ánimo de exigir más, los facilitadores plantearon tres problemas. Lorena desafió a los chicos invitándolos a inventar un nuevo reloj, Rodrigo les pidió que mejoraran la forma o la función de una heladera y Lucas les propuso inventar un nuevo lápiz.